0

Esta increíble ilusión óptica hace que las imágenes desaparezcan de tu vista

No es magia, pero lo parece. Si miras unos segundos al centro de la instantánea que aparece en portada de este artículo o la que incorporamos a continuación, te sorprenderás al darte cuenta de que se borra toda la imagen, como si se escondiera detrás de la niebla.

GIF

¿A qué se debe esta increíble ilusión óptica? Nada más y nada menos que al Efecto Troxler, también conocido como Desvanecimiento de Troxler y relacionado con la forma en que el sistema visual adapta las neuronas. Para que se produzca la imagen ya debe estar difuminada. Ahora te explicaremos por qué evidencia lo ciego que está nuestro cerebro y cómo estamos equipados para ignorar algunos estímulos de carácter repetitivo.

Ilusión óptica

Descubierto por el médico y filósofo suizo, Ignaz Paul Vital Troxler (1780-1866), quien lo descubrió en 1804 y al que debe su nombre, se trata esencialmente de un truco de percepción que describe lo que sucede si fijas tu mirada en un solo punto en el campo visual. Con diez segundos suele bastar para que las imágenes y los colores desaparezcan de tu visión periférica.

Para comprobar cómo funciona este curioso fenómeno, quédate mirando la cruz negra que aparece en el centro de la imagen de portada y las manchas. Podrás comprobar que las manchas desaparecerán en unos segundos. Un fondo gris y la cruz permanecerán a menos que estés entre los que también verán un punto azul-verde en movimiento. Incluso podrías notar un montón de manchas verdes cuando alejas los ojos después de un rato.

Las mejores ilusiones ópticas de la historia que todavía nos siguen sorprendiendo

La investigación indica que el efecto está relacionado con la forma en que el sistema visual adapta las neuronas importantes para percibir los estímulos. Los estímulos inmutables eventualmente desaparecerán de nuestra conciencia, mientras que nuestra mente llenará las áreas donde solían estar con la información de fondo (o color).

Este “desvanecimiento sensorial” está relacionado con los movimientos sacádicos, movimientos involuntarios de los ojos que ocurren incluso cuando la mirada parece fija. Si nos fijamos en un punto, una imagen o escena inmóvil se desvanecería de la vista en unos segundos gracias a la adaptación neuronal local de los bastones, conos y células ganglionares en la retina. Es por ello que el efecto es más potente si la imagen de estímulo es de bajo contraste o borrosa.

Fuente | Big Think

Continuar leyendo en el medio que originalmente publicó el artículo

Editor

Deja un comentario