Piden más requisitos a alpinistas que deseen escalar el Everest tras su temporada más mortífera

La foto tomada por el alpinista Nirmal Purja muestra el atasco en la cima de la montaña más alta del mundo (Project Possible / AFP).

Un comité del gobierno de Nepal formado después de una mala temporada de montañismo en el Everest recomendó el miércoles nuevas regulaciones que pedirían que los alpinistas tengan experiencia previa subiendo montañas altas y la capacitación adecuada, y presenten certificados de buena salud y un seguro que cubra los costos de un posible rescate.

Por Infobae

Un informe del comité dijo que aquellos que deseen solicitar un permiso para escalar la montaña más alta del mundo primero deben haber ascendido picos de más de más de 6.500 metros de altura. Cada montañista también debe de tener su propio guía con amplia experiencia.

De los 11 alpinistas que murieron durante la temporada de primavera de este año, nueve subieron por el lado sur del pico en Nepal, convirtiendo al 2019 en uno de los peores años para la montaña.

El gobierno fue criticado por permitir que muchos montañistas subieran al Everest.

Las autoridades de alpinismo también fueron criticadas por no detener a los montañistas con poca experiencia que tuvieron dificultades para sobrellevar las duras condiciones en el Everest y atrasaron a otros en la ruta de 8.850 metros (29.035 pies) hacia la cima.

La temporada primaveral de alpinismo comenzó en marzo y terminó en mayo.

Se prevé que el gobierno ajuste sus regulaciones de montañismo tras recibir las recomendaciones.

Una temporada para el olvido

Más de 200 alpinistas hicieron en un solo día del mes de mayo cima en el Everest (8.848 metros), rompiendo el récord de ascensos en una misma jornada pero también creando un atasco que provocó colas de varias horas en un estrecho paso de la ladera cercano a la cumbre y una decena de muertos. 

Muchos de los alpinistas se quejaron de haber tenido que esperar durante “horas” en largas colas por el abarrotamiento en la zona Cima Sur,  lo que supone un gran peligro para los alpinistas y sus sherpas, ya que cada minuto es importante cuando uno depende de una botella de oxígeno para sobrevivir y les puede alcanzar la noche.

Editor