La madre de la princesa Diana la llamó “prostituta” por haber salido con hombres árabes

Caracas.- La madre de la princesa Diana, Frances Shand Kydd, nunca se reconcilió con su hija, luego de que ésta afirmara que Diana de Gales era una “prostituta” por haber salido con Dodi, el hijo del multimillonario árabe Mohamed Al-Fayed.

Le puede interesar: Chyno Miranda rompió el silencio y habló sobre el momento en que una fan le tocó sus partes íntimas

La agria discusión entre la princesa Diana y su madre se dio por vía telefónica. Allí, un empleado llamado Paul Burrell, de 61 años de edad, escuchó toda la conversación con Shand Kydd.

“Estaba en mi pequeña despensa debajo de la escalera principal del Palacio de Kensington y podía escuchar este sollozo saliendo de la habitación (de Diana)”, inició Burrell, afirmando que la princesa Diana gritó: “‘Paul, por favor ven, ven rápido’. Así que corrí escaleras arriba, y encontré a la princesa en medio de su habitación con el teléfono en la oreja, y me hizo señas para que me acercara. Podía escuchar lo que decía su madre. Diana dijo: ‘Escucha. Escucha lo que dice mamá”.

“La señora Shand Kydd había tomado unos cuantos tragos esa noche”, agregó Burrell, al tiempo que aseguró que la madre de la princesa la “regañaba y la llamaba puta”. “Ella dijo: ‘Eso es lo que eres. He criado una prostituta, prostituyéndose por la ciudad con hombres musulmanes. Deberías avergonzarte de ti misma’. Diana sollozaba y decía: ‘Mamá, por favor no me digas esas palabras. Por favor no me llames así. Le rogó y siguió rogándole que no lo dijera prostituta”.

“Por supuesto, Shand lo estaba repitiendo en su borrachera. Pero Diana finalmente dijo: ‘Voy a colgar el teléfono y nunca más volveré a hablar contigo”, sumó el exmayordomo, aseverando que desde ese instante la princesa Diana nunca volvió a hablar con su madre.

No mucho después, Diana murió en un accidente automovilístico de alta velocidad en París en 1997, mientras estaba con su pareja Dodi Fayed, quien también falleció esa noche.

Cortesía: Fox News

“Su madre tuvo que vivir con esa culpa después de la muerte de Diana”, dijo Burrell. “Ella vino a mí y me dijo: ‘Seguramente me perdonarán ahora, ¿no?’, dije: ‘Sra. Shand Kydd, no puedo darte la absolución. No soy la persona adecuada. No puedo”, recalcó.

Y es que, la princesa Diana estaba disfrutando de un romance vertiginoso con Fayed después de un divorcio muy público con el príncipe Carlos en 1996. No obstante, Burrell afirma que la princesa sabía que su matrimonio había terminado después de que la pareja dio la bienvenida a su segundo hijo, Enrique de Sussex, en 1985.

“La princesa me dijo: ‘Paul, sabía que había pasado la noche en que Harry nació”, alegó Burrell. “Entró en la habitación, miró hacia el catre y vio el pelo rojo. Hizo un comentario al respecto. Ella dijo: ‘Mira, Charles, sabes que ese es el gen Spencer. Todos tienen el pelo rojo’. Y él le respondió: ‘Bueno, al menos ahora tengo un heredero y un repuesto, y ahora puedo seguir con mi vida y volver a Camilla”.

Cortesía: Fox New

.

.

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia

Editor