0

¡Aterrador! Caso del descuartizador de Valdemoro da un giro inesperado

El caso del descuartizador de Valdemoro pica y se extiende. La imagen de Leandro presentó un desmejoramiento tras pasar dos semanas en prisión.

Los investigadores se encuentran realizando varios registros en el número 124 de la calle Francia, donde Leandro residía. El hombre está acusado de asesinar y descuartizar a una joven de 18 años.

Ahora, muestra una imagen muy distinta a la que mostraba en redes sociales: perdió todos esos músculos de los que presumía en redes sociales y presenta unos kilos de más. Además, luce gafas de ver.

El caso del descuartizador de Valdemoro

Leandro asfixió a su amante, la descuartizó e intentó quemar el cadáver en la barbacoa de su casa de Valdemoro. El joven, un gran aficionado de los tatuajes y de Hanníbal Lecter, lo denunció su novia Celia, quien ayudó a calcinar los restos.

La Guardia Civil se presentó en la casa y se encontró con la peor de las escenas. Leandro estaba transportando el cuerpo de su amante en bolsas de basuras. Ahora, el hombre se encuentra en la cárcel y los investigadores están pendientes de esclarecer por qué se produjo el crimen. Por su parte, Celia también se encuentra en prisión acusada de encubrir a su pareja sentimental.

Además, sufría esquizofrenia. Era un gran aficionado del culturismo y los ejercicios en el gimnasio. Una estética cuidada y musculosa que dista mucho de la imagen de la que goza actualmente.

Fuente: El Español

Editor

Deja un comentario