Los incidentes con venezolanos en Perú reavivan el debate sobre la xenofobia

Denuncias, peleas, pedidos de expulsión del país. Los últimos incidentes ocurridos en Perú con, o contra, venezolanos han reavivado el debate sobre si la xenofobia comienza a extenderse en un territorio que en cuatro años ha recibido a más de 850.000 ciudadanos de esa nación.

Aunque los peruanos acogieron esa migración con los brazos abiertos y claras muestras de solidaridad, cuando esta se volvió masiva comenzaron a presentarse incidentes de todo tipo, centrados principalmente en casos de inseguridad ciudadana, la disputa de puestos laborales y el inevitable choque cultural.

Precisamente, el episodio más notorio de las últimas semanas resumió esos elementos y se presentó en un distrito de la región sureña de Cusco, cuyos representantes acordaron dar un plazo de dos meses a los venezolanos para que abandonen su jurisdicción.

Los dirigentes del distrito de Pichari, de unos 20.000 habitantes, buscaron justificarse en supuestas “conductas lascivas” y el incremento de los delitos en su localidad, aunque luego la alcaldía anunció que la drástica medida no será aplicada.

RECHAZO A LA DISCRIMINACIÓN

Al respecto, el adjunto para los Derechos Humanos y Personas con Discapacidad de la Defensoría del Pueblo, Percy Castillo, aseguró a Efe que estos son “actos de discriminación que merecen el absoluto rechazo” de su institución.

La Defensoría advierte que estos episodios se están “acentuando por razón de origen nacional”, por lo que pide a las autoridades que tomen medidas para prevenirlos, y a los medios de comunicación que cambien el discurso que usan al presentar sus informaciones.

“Lo que estamos exigiendo es la absoluta mesura y respeto al principio de no discriminación, todos estamos en la lucha contra la criminalidad”, enfatizó Castillo.

Aunque la Defensoría no cuenta con un registro de casos de xenofobia, porque estos por lo general no son denunciados, sí tiene información sobre incidentes en los que han participado autoridades y funcionarios públicos en localidades de Ica, Pisco, Junín o Lima.

Seguir leyendo…

Editor