¡FRONTAL! Almagro sobre Bolivia: “¿Golpe de Estado”? Sí, en el momento en el que pretendieron robarse las elecciones y perpetuar a Morales (+Video)

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, aseguró que en Bolivia hubo un golpe de Estado, pero que fue en el momento en el que el Tribunal Supremo Electoral pretendió robarse las elecciones generales del pasado 20 de octubre para perpetuar a Evo Morales en el poder.

Composición Maduradas

Golpe de Estado es una forma ilegítima de acceder al poder o de ejercerlo, según el artículo 2 de la Carta Democrática Interamericana”, explicó Almagro.

En la reunión de la OEA celebrada en Washington, Estados Unidos, para abordar la crisis en esa nación, el secretario general de esta instancia aseguró que “en ese contexto, sí, hubo un golpe de estado en Bolivia. Ocurrió el día 20 de octubre, cuando se realizó el fraude electoral que tenía como resultado electoral el triunfo del ex presidente Evo Morales en primera vuelta”.

Que el tribunal electoral le adjudicará el triunfo en primera vuelta era pretender perpetuarlo en el poder de forma ilegítima e inconstitucional”, añadió en la sesión extraordinaria del organismo.

Continúo: “Era robarle la soberanía al pueblo, ese pueblo que le había dado más poder a Evo Morales que a nadie en la historia de Bolivia. (…) Ese pueblo no merecía ser engañado de una manera tan afectuosa”, dijo.

Almagro consideró la jugada de Morales como un “autogolpe”. Además, solicitó que siga la investigación de los responsables de ese intento.

“Duele en el alma, es el horror de los horrores, que se arroje el legado político del primer presidente indígena de Bolivia por la borda de un autogolpe”, indicó.

Por otra parte, el secretario general defendió la actuación de la Organización de Estados Americanos sobre las conclusiones de las elecciones del pasado 20 de octubre.

La vergüenza no es de la OEA que descubre un fraude electoral, es de aquellos que lo cometieron. La vergüenza no es de la OEA que hace un informe técnico irrefutable, es de aquellos que quisieron burlar al pueblo. La sangre en las manos es de quienes cometieron un golpe electoral”, precisó.

En ese sentido, resaltó que no se le puede “pedir a un pueblo que se deje robar una elección, que se deje robar el poder”.

También condenó los actos de violencia de adversarios y adeptos a Morales: “El odio y la violencia entre los bolivianos debe ser erradicado“.

Maduradas

Editor