Régimen de Maduro podría sufrir más sanciones por no acatar recomendaciones de la OIT

Voz de América. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) que forma parte de la estructura de las Naciones Unidas realizó un informe de investigación sobre Venezuela en el cual se pudo constatar en más de 250 páginas las aberraciones laborales generadas por el régimen de Nicolás Maduro. “Hostilidad, injerencia y exclusión del diálogo social a organizaciones de empleadores y trabajadores no afines al Gobierno”, es parte de lo que se cita en un texto que continúa evidenciando cómo se ha sometido el país con la ideología chavista.

Le puede interesar: Maduro provocó una crisis de liquidez en la banca y la tasa overnight alcanzó 503 puntos

“El informe es destructor contra el régimen venezolano (…) va más allá de los aspectos laborales”, manifestó el expresidente de Fedecámaras, Jorge Roig, este jueves en una entrevista transmitida por Globovisión, al tiempo consideró que servirá como una pieza fundamental para la “reconstrucción del sistema de trabajo cuando haya un restitución de la democracia”

“Seguimiento por parte de las autoridades, asesinatos y actos de agresión física a dirigentes sindicales, sindicalistas y representantes del sector empleador, así como daños materiales a sedes de sus organizaciones, los cuales se sostiene quedan impunes o son insuficientemente investigados; detenciones arbitrarias por parte de los servicios de seguridad, encarcelamiento y enjuiciamiento penal y militar a dirigentes de estas organizaciones; ausencia de consultas efectivas de los aumentos del salario mínimo y las cuestiones relativas al cumplimiento de las obligaciones con la OIT y, en general, a la exclusión del diálogo social; acompañado por acciones diversas de injerencia, control y favoritismo por parte del Gobierno en la actividad sindical y gremial”, denunció la OIT.

En ese sentido, Roig indicó que el oficialismo puede rechazar el informe pero entonces tendría que enfrentar la Corte Penal Internacional “sin ninguna oportunidad de ganar”. “No pueden decir que la OIT está penetrada por Fedecámaras y la derecha”, agregó.

El empresario aclaró que el chavismo tiene la capacidad de aceptar y no ejecutar el informe, pero tendría que tomar en cuenta que los Estados que conforman el organismo aplicarán sanciones ante la evasión de las recomendaciones.

“La Comisión constató la existencia en el país de un conjunto de situaciones y prácticas que atentan contra las garantías y derechos establecidos en los Convenios (…). A juicio de la Comisión éstas prácticas y situaciones, que se detallan a continuación, se insertan en un entramado que retrae el libre desarrollo de actividades sindicales y gremiales, así como la realización de consultas tripartitas efectivas y en definitiva el funcionamiento de un diálogo social genuino en los términos preconizados por las normas de la OIT”, indicó el trabajo de investigación.

.

.

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia

Editor